Que hacer cuando no sabes que hacer

Escrito por tarotista 03-02-2014 en consejos. Comentarios (0)

Que puedes hacer cuando no sabes que hacer? vaya pregunta eh. Pero todos nos hemos encontrado ante esta duda en algún momento. Nos ponemos nerviosos, crispados y bien nos bloqueamos, bien actuamos explosivamente. Y claro, así no conseguimos el resultado que esperamos.

Ante todo, en momentos calientes hemos de mantener la cabeza fría, o intentarlo en la medida de lo posible. Analizar la situación, qué es lo que queremos, cuál es el objetivo real que perseguimos. Es honesto ese objetivo? bien, pues a luchar por él, pero no de mala manera.

Una vez que tenemos claro hacia dónde queremos ir, nos falta conocer el camino, el medio por el que llegaremos antes y, sobre todo, de una forma más eficaz hacia el logro. Para esto necesitaremos una visión clara, respeto y asertividad. Desde la honestidad y la constancia el destino nos guía hacia la felicidad, hacia lo que es mejor para nosotros.

Dicho suena más fácil que en la práctica, lo sé. De hecho, puedes necesitar consejo y ayuda, pues en cada caso, cada camino es diferente y normalmente no se tiene un gps de la vida para saber por dónde tirar. Sí que hay señales en el camino, eso es cierto; aunque no todo el mundo y no siempre es capaz de reconocer esas señales y seguirlas. Hace falta pedir consejo.

Ese consejo a veces es suficiente que venga de una persona con experiencia y que te quiera, como los padres o los amigos. Otras veces es necesario un consejo más experto y profesional, pero hay que estar dispuesto a escuchar y no perder la perspectiva. Da igual si ese consejo hay que pedirlo al medico, al gestor, a un sicólogo o a un amigo, no hay que perder la propia perspectiva pues los consejos no pueden ser órdenes sino guías que nos ayuden. La última responsabilidad es de la propia persona, pues no somos ni hemos de ser marionetas en manos de otros sino dueños de nuestro propio caminar.

Entre las personas a las que pedir consejo estamos también las brujis. Puedes consultarnos, así tendrás más información sobre ese plano que necesitabas para alcanzar tu destino. Asegurate de que la vidente o tarotista o astróloga a la que consultas es honesta, no des información de antemano y así podrás contrastar lo que se te dice en vez de fiarte ciegamente. Ante todo, las riendas de tu vida las has de llevar tú, no hay taxis en el destino, tú te has de conducir. Con ayuda puedes, y aquí me tienes.